I+D+i/ Larvas y juveniles de centolla

Cultivo masivo de larvas y juveniles de centolla para repoblamiento

    El manejo convencional de las pesquerías de litodidos alrededor del mundo ha demostrado ser una herramienta insuficiente para evitar el colapso de los stocks comerciales. Particularmente en el Canal Beagle, Tierra del Fuego, los desembarcos de centolla Lithodes santolla declinaron desde la década de 1970 a la actualidad de ~300 a ~50 t/año, y luego de más de una década de veda la población no ha mostrado señales de recuperación. Esta situación llevó al cierre de algunas plantas de procesamiento en la zona, conjuntamente con el desarrollo de nuevas pesquería en la costa Atlántica de Tierra del Fuego y Golfo San Jorge. A juzgar por las características biológicas de la centolla (crecimiento lento y bajo potencial reproductivo) y la experiencia transitada en el Canal Beagle, las probabilidades de colapso de estos últimos stocks son altas. Por tanto, resulta interesante incluir entre las normas de manejo de la pesquería, herramientas que promuevan la recuperación de los stocks poblacionales. Así, desde el laboratorio de Biología de Crustáceos Marinos del Centro Austral de Investigaciones Científicas (CADIC-CONCIET) se busca generar la información básica necesaria para iniciar un programa de repoblamiento con juveniles obtenidos a partir de cultivos masivos realizados en condiciones controladas. En los últimos años el laboratorio ha Centolla Zoea 1desarrollado una metodología adecuada de cultivo masivo de larvas con una supervivencia del 40% hasta el primer juvenil. Asimismo, ha identificado el tipo de sustrato de preferencia de los estadios larvales y la profundidad de reclutamiento a la fase juvenil, como así también el efecto del canibalismo entre los estadios tempranos (larvas y juveniles). Un paso siguiente, respaldado por la RMCP, es identificar una metodología de cultivo o “stocking” de juveniles que considere el desarrollo de una dieta adecuada que minimice el efecto del canibalismo y maximice el crecimiento de los mismos. Así, se buscará identificar el tamaño adecuado de juveniles a subsidiar que minimice la mortalidad por canibalismo/depredación y que pueda ser marcado para seguimiento con el objeto de evaluar el éxito del repoblamiento.


Contacto: Dr. Federico Tapella (Centro Austral de Investigaciones Científicas - CONICET)

ftapella@gmail.com

Organismos Intervinientes